Saltar al contenido

Qué es la astrología

Qué es la astrología

Qué es la astrología

La astrología es el conjunto de sistemas de creencias organizados con el objetivo de obtener información sobre los fenómenos terrestres a partir de la observación de los fenómenos celestes. Particularmente popular, también es extremadamente controvertido.

La palabra «astrología» procede del griego αστρολογ?α , de ?στρον , astron , («estrella») y λ?γος (logos), que tiene varios significados relacionados con la noción de «discurso»: -λογ?α es un sufijo que suele designar una disciplina o una materia de enseñanza. Etimológicamente, la astrología es simplemente un «discurso sobre los astros»: se ocupa principalmente del sol y los planetas del sistema solar.

La astrología aparece como un sistema de interpretación del horóscopo (véase el artículo dedicado). Sus versiones populares son los horóscopos diarios o las afinidades de los signos del zodiaco (véase el artículo sobre astrología popular). Aunque generalmente se consideran ecos lejanos y distorsionados de la astrología histórica, siguen siendo su manifestación y expresión más extendida. El uso popular del término astrología se refiere casi siempre a la astrología occidental, a la que se dedica principalmente este artículo. Se proponen como proyectos artículos dedicados a las astrologías desarrolladas en otras culturas (ver enlaces al final del artículo).

Se atribuyen varios significados al mismo término astrología, y es necesario distinguirlos para aclarar una serie de debates. De hecho, algunos astrólogos consideran que su práctica solo es capaz de describir los rasgos de la personalidad de un individuo, mientras que otros afirman que es posible describir los diferentes caminos de su vida, o incluso su futuro lejano.

significados al mismo término astrología

Historia de la astrología


Origen histórico
La astrología, que se remonta a la Antigüedad y tal vez más allá, nació de la conciencia de una relación entre las estaciones y el movimiento aparente de los astros, lo que llevó al hombre a divinizarlos. Estas consideraciones se refieren entonces principalmente a una práctica astronómica (que establece una correlación de hecho entre la carta celeste y las estaciones). Conducen a la hipótesis de que los movimientos de los astros son la causa misma de estos fenómenos (y no un fenómeno correlativo, consecuencia de una causa común). Así, el trabajo de observación (cálculo de efemérides, elaboración de calendarios) se realiza simultáneamente con un trabajo, ciertamente diferente, de interpretación. Se trata de establecer, sobre el modelo de las observaciones astronómicas, un cierto número de conjeturas sobre una influencia que ya no es meteorológica y calendárica, sino humana (personalidad, destino). Esta idea de una correspondencia simbólica entre la configuración celeste y los asuntos del mundo condujo gradualmente a la construcción de un simbolismo astrológico (véase artículo aparte).

VER MAS  5 buenas razones para hacer un Informe de Observación Astronómica (y cómo hacerlo)
Historia de la astrología

Los distintos niveles de interpretación (conjeturas físicas y conjeturas humanas) coexistieron durante un tiempo y luego se fueron disociando. Esta evolución de las prácticas dio origen a la astronomía (que se limitó a la observación, descripción y predicción del calendario), dejando a la astrología los aspectos esotéricos de las conjeturas sobre los vínculos entre el cielo y el desarrollo de las actividades humanas.

Con el apoyo de los astros, la astrología es una de las prácticas adivinatorias más extendidas en la historia de las culturas. Así, podemos mencionar la existencia específica de la astrología maya, la árabe, la egipcia, la china y, por supuesto, la occidental (que es el tema principal de este artículo).

antigüedad


Los primeros escritos conocidos sobre los astros se remontan a hace 5.000 años, en forma de tablillas de arcilla en las que se grabaron todos los registros de los movimientos planetarios observados por los sabios sacerdotes mesopotámicos. Estas observaciones se hicieron en un contexto religioso. El movimiento de los astros se percibía como una voluntad divina, y los sacerdotes o astrólogos hacían de traductores. Por tanto, podemos considerar que este es el origen de la astronomía.

Desde Caldea, esta astronomía-astrología se extendió a Grecia tras las conquistas de Alejandro Magno. De ahí se extendió al Imperio griego, a la India, a Egipto y luego a la antigua Roma, donde se hizo más estructurada, menos religiosa y, por tanto, más popular. La división del cielo en doce signos zodiacales y el primer horóscopo conocido datan del siglo V a.C.

Los primeros escritos conocido

Paralelamente a esta astrología, se formaron diferentes sistemas en China, en la América precolombina y probablemente en otras civilizaciones. Pero la astrología china y la caldea son los únicos sistemas que han sobrevivido hasta nuestros días. Todos los sistemas de astrología conocidos actualmente derivan de uno (o de ambos, en el caso de la astrología tibetana) de estos dos sistemas. Sin embargo, la astrología caldea ha sido la más extendida e influyente.

VER MAS  ¿Qué se puede observar en un telescopio diurno?

La primera síntesis magistral de la astrología, el Tetrabiblos, fue escrita por el alejandrino Ptolomeo en el año 140, sentando las bases y los principios de lo que sería la astrología occidental.

Edad Media y Renacimiento


El Juicio Final, una pintura de estilo ortodoxo bizantino en los muros del monasterio de Vorone? construido en 1488 en Rumanía. A la izquierda está el paraíso con los santos y el Árbol de la Vida, a la derecha el infierno con los demonios y el fuego que desciende al abismo, y arriba la imagen contemplativa de Cristo Todopoderoso. A la derecha y a la izquierda de Cristo están los signos del zodiaco.


El Juicio Final, una pintura de estilo ortodoxo bizantino en los muros del monasterio de Vorone? construido en 1488 en Rumanía. A la izquierda está el paraíso con los santos y el Árbol de la Vida, a la derecha el infierno con los demonios y el fuego que desciende al abismo, y en la parte superior la imagen contemplativa de Cristo Todopoderoso. A la derecha y a la izquierda de Cristo están los signos del zodiaco.

Mosaico del siglo VI


Mosaico del siglo VI procedente de la sinagoga de Beit Alpha, Israel, que representa los signos del zodiaco.
Mosaico del siglo VI de la sinagoga de Beit Alpha (Israel), que muestra los signos del zodiaco.
Durante el periodo cristiano, la astrología vivió una situación ambigua.

Desterrada de la sociedad por la Iglesia, como todas las prácticas adivinatorias, en el Concilio de Toledo de 447, se practicó en las cortes reales y siguió siendo estudiada por los eruditos, incluso los religiosos (Alberto Magno, maestro de Tomás de Aquino, escribió un tratado de astrología).

Carlos V se interesó por la astrología y fundó un colegio de astrólogos en París. Luis XI consultó a los suyos en todas las circunstancias. Catalina de Médicis hizo erigir en su hotel (Hôtel de Soissons) una columna desde cuya cima consultaba las estrellas con Nostradamus. Luis XIII fue apodado el Justo, porque nació bajo el signo de Libra.

Edad Media y Renacimiento

La astrología también gozaba de gran popularidad bajo los emperadores Carlos IV del Sacro Imperio Romano Germánico, y Carlos V había prescrito la enseñanza de esta ciencia, que era defendida por muchos hombres eminentes de la época. Fue honrado en Roma bajo los papas Sixto IV, Julio II, León X y Pablo III.

VER MAS  ¿Por qué y cuándo debo cambiar los oculares de mi telescopio?

Durante el Renacimiento, el descubrimiento del heliocentrismo del sistema solar (que paradójicamente fue imaginado y defendido por los astrónomos/astrólogos de la época) socavó el fundamento antropocéntrico de la astrología, que ya no tenía cabida en la nueva descripción del mundo por parte de la ciencia.

Pico della Mirandola (y más tarde Jerónimo Savonarola, retomando sus argumentos) lo condenó ampliamente. Cabe destacar que no fue el caso de astrónomos como Galileo y Kepler, que practicaban la astrología, al igual que Tycho Brahe, o Cassini, el primer director del Observatorio de París. En el prefacio de sus Tablas Rudolfinas, Kepler observa que la astrología, por loca que sea, es hija de una madre sabia, y que la hija loca es indispensable para apoyar y sostener a su madre. Esto seguía siendo cierto en la época de Kepler, que se veía obligado a hacer horóscopos para ganarse la vida.

En Francia, bajo la presión de los jesuitas, Colbert la eliminó de las disciplinas académicas y prohibió su enseñanza en las facultades en 1666. El puesto de astrólogo real fue abolido en ese momento. Un «Essai de justification de l’astrologie judiciaire» (BM. Angoulême MS 23) 1696 nunca fue publicado.

En Inglaterra, no se eliminó de las disciplinas académicas hasta un siglo después: Isaac Newton todavía lo estudiaba en la universidad, «para ver lo que es verdad». De hecho, las primeras tablas lunares calculadas después de la teoría de Newton estaban destinadas a ser utilizadas por los astrólogos para sus observaciones.

RELACIONADOS